El primer paso para constituir una Comunidad de Propietarios es convocar una junta de primera constitución conocida también como Junta Constituyente.

La convocatoria de la Junta Constituyente podrá ser realizada tanto por el promotor o por el propietario del Edificio, como por cualquiera de los propietarios, también será válida la constitución de la comunidad aun cuando no exista convocatoria al efecto, si así lo decide la totalidad de los propietarios estando todos ellos presentes.

La convocatoria deberá notificarse con tiempo más que suficiente para que llegue a conocimiento de los propietarios y sin apurar los plazos, dado que la Ley de Propiedad Horizontal no establece en su articulado los plazos de notificación para la Junta Constituyente al no tener carácter de ordinaria o extraordinaria, se debe de convocar en tiempo y forma que garantice la recepción de todos los propietarios y evitar futuras impugnaciones de los acuerdos adoptados.

En caso de que se desconozca el domicilio de algún propietario a efecto notificaciones, nos regiremos por el Art. 9.1 LPH es decir el domicilio de la finca o su publicación en el tablón de anuncios de la Comunidad.

 

PUNTOS QUE DEBEN INCLUIRSE EN LA JUNJTA CONSTITUYENTE.

Dado que la finalidad es constituir la Comunidad deberán incluirse en el orden del día los puntos básicos como;

  • Nombramiento del presidente y demás cargos de la junta de gobierno.
  • Autorización para la apertura de una cuenta corriente a nombre de la Comunidad de Propietarios.
  • Contratación de servicios y suministros comunitarios.
  • Aprobación de una provisión inicial de fondos, así como fondo de reserva.
  • Solicitud de N.I.F., ante la Agencia Tributaria.
  • Legalización del libro de actas en el Registro de la Propiedad.

En ningún caso incluir puntos que tengan carácter permanente o asuntos de los cuales se desconozca su funcionamiento y sus necesidades futuras.